Semana diez

¿Qué investigaciones se han realizado sobre temas de Estudios Culturales en nuestro país?

No es un secreto que el interés por estudiar fenómenos de la cultura ha aumentado en los últimos años, los denominados estudios culturales tienen una incidencia política y social y no son “cerrados” ni científicamente elaborados, es por esta razón que varias personas consideran este estudio como un hobbie o algo sin importancia. Desde sus inicios, los estudios culturales han puesto todo su interés sobre el receptor creativo, innovador y activo.

En Colombia, los estudios culturales han tenido una gran acogida por la sociedad, ya existen diferentes universidades con pregrados y posgrados especializados en formar a un individuo con criterio propio que esté totalmente capacitado para llevar a cabo todo tipo de estudios. En las últimas dos décadas se han hecho innumerables estudios que se encuentran expresadas en compilaciones monográficas, artículos, seminarios; puesto que la diversidad en la que nos encontramos hoy por hoy genera problemáticas sociales que merecen una profunda investigación. Son tantos los temas que maneja una sociedad que los estudios culturales que se hagan sobre esta pueden ser ilimitados. En la actualidad temáticas como la doble moral, el doble discurso,  la corrupción legalizada,  la institucionalización de la mentira, el gran abismo existente entre ricos y pobres, la sociedad clasista, elitista y racista, una clase dirigente en conspiración con los ricos: arrogantes, egoístas y opresores, la discriminación étnica y social, la estigmatización y exclusión a la cual están sometidas algunas regiones por la clase dirigente nacional en su mayoría del interior del país, entre muchísimas problemáticas más pueden ser temática de estudio.

http://www.youtube.com/watch?v=nopQPYq12wQ

Estándar

Semana nueve

¿De qué temáticas se ocupan los estudios culturales en nuestro país?

Desde hace más de una década se celebran en Colombia eventos ligados  al campo de los estudios culturales. Distan entonces de ser el resultado de unos pocos catedráticos empecinados en postular una crítica de la cultura como herramienta política, como piensan algunos. Los practicantes de los estudios culturales en Colombia distan de ser unas cuantas personas o pequeños colectivos entrelazados en una discusión bizantina. A estas alturas, luego de congresos, reuniones y la implementación de programas a nivel de pregrado y posgrado, resulta difícil argüir la inexistencia de una comunidad académica colombiana interesada en los estudios culturales. Por otro lado, el grado de institucionalización de los estudios culturales en Colombia es aún leve. Si bien los estudios culturales han gozado de una cierta continuidad, hará falta que pase el tiempo para contemplar con mayor comodidad el desarrollo y la consolidación de una tradición nacional. De manera inicial, por lo menos, el auge de los nuevos programas surge muy influido por proyectos afines en otros países. Argentina, Estados Unidos, México y Venezuela, entre otros, se destacan por su grado de colaboración con investigadores colombianos.

Independiente del número de discípulos de los estudios culturales en el ámbito nacional, será la orientación y calidad de las investigaciones lo que en última circunstancia determinará el grado de protagonismo de dicha práctica en el medio académico. 

Los trabajos publicados a continuación sugieren diversas líneas de aproximación al estudio de la colombianidad e integran, pese a su énfasis en lo nacional, marcos teóricos y delineamientos inscritos en debates transnacionales. Encierran, por decirlo de alguna manera, intentos de develar claves identitarias. 

En primera instancia, está el trabajo de Gregory Lobo, de la Universidad de Los Andes, en el cual se examina cómo la idea de nación es desplegada con el fin de apoyar o subvertir ciertas lecturas de eventos en el país y por consiguiente afianzar algún grado de hegemonía. Lobo analiza el cubrimiento de marchas en dos de los principales diarios del país y propone un contraste con una marcha posterior, sugiriendo diferencias en la forma de entender la idea de nación. En segundo lugar se encuentra el texto de Michelle Nasser, joven catedrática de Grinnell College en Iowa, E.U.A. Nasser propone una crítica de la polémica campaña “Colombia es pasión” y demuestra cómo, a partir de una selección particular de imágenes, se esboza la idea de una Colombia exenta de violencia. Partiendo de esta imagen unilateral del país, se le idealiza y sus habitantes adquieren visos de compatibilidad con el entorno y la geografía del mismo, práctica que se remonta a la era colonial, cuando el paisaje latinoamericano era imaginado según pautas eurocentristas. En este caso, la diagramación acrítica de la nacionalidad le hace el juego al interés comercial, engolosinado con formular una imagen más placentera del país. Robert McKee Irwin, director del programa de posgrado en estudios culturales, profesor del departamento de español y portugués en la Universidad de California, Davis y especialista en cinematografía, describe la relación entre el cine mexicano y el colombiano y documenta los fallidos intentos por desarrollar una industria cinematográfica nacional modelada en la mexicana. Apoyándose en este contexto, examina cómo la afinidad entre ambas nacionalidades tercia en la consolidación de sus respectivas industrias culturales. Por último, aparece el texto de Héctor Férnandez L’Hoeste sobre la producción cultural de las Fuerzas Armadas colombianas, orientada hacia la promoción de una plataforma nacionalista sustentada por historietas y radionovelas. Con el mismo, concluye esta selección de escritos ilustradores de nuevas aproximaciones al estudio de la nacionalidad que busca, de manera accesible y llana, ofrecer claves acerca del carácter singular de nuestra controvertida idiosincrasia. Ésta es la meta categórica de los estudios culturales. 

ENLACE DIGITAL: http://www.youtube.com/watch?v=nopQPYq12wQ

Estándar

Semana ocho

¿Qué diferencia hay entre táctica y estrategia, según el planteaminento de Michael de Certeau? Ejemplifique con un caso concreto de investigación sobre el tema.

En “la invención de lo cotidiano”, Michel de Certeau  desarrolla términos como táctica y estrategia, para referirse a sus concepciones de resistencia y poder. Para  Certeau es en el escenario de lo cotidiano (en sus diversas formas), donde se presentan la táctica y la estrategia.

La táctica es el recurso de débil para contrarrestar la estrategia del fuerte. La estrategia es puesta como  la “manipulación” por parte del sujeto con poder, que es aislable, es puesta como ese lugar que va a buscar lo que es propio (voluntad propia), esta va primero que nada a reconocer su ambiente, visualizar el espacio para luego imponerse sobre el mismo, un ejemplo que se daba en la lectura era el ejercito con sus estrategias militares, que iban a iniciarse primero que nada con la construcción de espacios propios. Las estrategias son acciones con finalidades de poder y totalidad, se interesan por las relaciones de lugares, pues son “una victoria sobre el tiempo” . Por otra parte,  la táctica debe actuar a partir de la imposición de una fuerza (ley, dominación) externa, ésta se presenta audaz y muy astuta frente al poder, frente a la estrategia. La táctica da importancia no al lugar sino al tiempo, actuan en el momento preciso, transformando la situación de manera beneficiosa para ellos.

En Colombia se puede ver esto en el siguiente ejemplo: La ley 30 de reforma a la educación, que fue debatida en el congreso e iba a ser aprobada. Esta era una movida estratégica. La táctica fue la movilización estudiantil, la creación de la MANE, la presión ejercida sobre el gobierno con le fin de que no se implementara esta reforma.
Otro ejemplo, a un nivel menor puede ser el periodismo de Daniel Coronell, columnista de la revista Semana. Él se encarga de investigar a fondo casos de la política colombiana en donde se vaya en contra de la constitución, o que afecte a la ciudadanía. Entonces, cuando el gobierno está planteando su estrategia de manipulación, este hombre, con si técnica basada en hacer una investigación exhaustiva, recopilar datos, entrevistas, documentos, los publica en el momento indicado para evitar que la manipulación se complete. Este segundo ejemplo me parece más adecuado pues incluye a los medios de comunicación, los cuales están manejados por la estrategia, pero hay unos pocos que se oponen a estos con tácticas efectivas.

Para finalizar anexo un enlace a una investigación realizada por María Graciela Rodríguez de la Universidad Nacional de San Martín, Buenos Aires, Argentina, 2009:

http://www.idaes.edu.ar/papelesdetrabajo/paginas/Documentos/05_6_MGRodriguezSobreDeCertau.pdf

Estándar